Inteligencia para concebir, coraje para querer, poder para forzar

Inteligencia para concebir, coraje para querer, poder para forzar

Revista laica para la reflexión y la agitación política republicana

logo-memoriadelfuturo

La generación TOP: testimonios para un diálogo intergeneracional

12/03/2024

Es un error creer que la memoria tiene que ver con el pasado. La memoria tiene que ver con el presente, porque si no sabemos quiénes somos, no sabemos quiénes queremos ser.

Almudena Grandes

Durante los años 60 y 70, miles de personas, jóvenes en su mayoría, desafiaron a la dictadura en el combate por ejercer derechos y libertades democráticas. Pagaron un alto precio: cárceles, torturas, palizas, despidos, sanciones, persecución, exilio y ostracismo. El 50% de las personas procesadas entre 1964 y 1976 no superaban la edad de 25 años.

Juan José del Águila, contribuyó con su publicación —hoy actualizada— EL TOP. La represión de la libertad (1963-1977), a documentar este inventario  de la represión. Pero el memorial de la generación TOP va más allá de los 22.600 procedimientos y 50.600 personas encausadas por delitos que hoy serían considerados constitucionales. A estas cifras deben añadirse las de miles de mujeres y hombres jóvenes que fueron detenidos por la brigada político-social, conducidos a las comisarias, cárceles, y que no llegaron a juicio. También la de quienes no se resignaron y se jugaron la piel y la libertad en las manifestaciones, en la lucha clandestina, editando publicaciones subversivas o participando abiertamente en el movimiento obrero, universitario, vecinal, o por una cultura con valores democráticos. Incluso quienes no llegaron a ser detenidos sufrían del estado de alerta permanente: eran objetivo preferente de la policía política, los tribunales de orden público, del acoso por su identidad sexual y de las leyes excepcionales de la represión, como los reiterados Estados de excepción.

Si hiciésemos hoy la pregunta sobre el significado del nombre TOP —más allá de su coincidencia con un programa televisivo— ese desconocimiento seguramente se ensancharía entre las generaciones actuales. Por eso urge desplegar e implementar la Ley de Memoria Democrática 20/2022. Garantizando su aplicación en todos los territorios. La preservación y la consolidación de las políticas públicas de memoria son consustanciales a la calidad democrática de nuestras instituciones. Por esta razón, allí donde tienen mayoría, las derechas y las extremas derechas, quieren abolirlas. La impunidad y la falta de una condena explícita a los crímenes del franquismo debería constituir una anomalía insoportable en una Europa que se vanagloria de los valores democráticos.

El próximo 2 de marzo, se cumplen 50 años del cruel asesinato por garrote vil de Salvador Puig Antich en la cárcel de la Modelo de Barcelona. En septiembre de 1975 a Franco y sus ministros no les tembló la mano para mandar fusilar a tres militantes del FRAP y dos de ETA. Son algunos de los ejemplos que ilustran la dimensión y la tipología de la represión durante las últimas décadas de la dictadura. La más cruel y con el dictador más longevo de Europa. Afortunadamente, todavía tenemos la posibilidad de contar con el testimonio de muchas de las personas que fueron procesadas o víctimas del régimen franquista por ejercer derechos y libertades contemplados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y cuya vigencia hemos recordado recientemente con motivo de su 75 aniversario.

La Generación TOP, constituye un patrimonio ético con cientos de testimonios todavía muy activos —es la generación que ocupa plazas enarbolando las pancartas de la memoria y de la defensa de las pensiones y la sanidad pública—, también un baluarte para generar un diálogo intergeneracional contra el olvido. Fundamentalmente en las aulas, como ya estamos haciendo en múltiples iniciativas. Así lo entendimos cuando impulsamos el primer gran acto de la Generación TOP en Barcelona. Era el 1 de marzo de 2011, tras una intensa etapa preparatoria impulsada por una comisión amplia y plural de la ACEPF, que se atribuyó el nombre de Comisión Generación TOP.

Ahora, cuando se acaban de cumplir sesenta años de su creación, Tribunal de Orden Público (TOP), por una ley del 2 de diciembre de 1963, nuestra asociación, Associació Catalana de Persones Ex Preses Polítiques del Franquisme, ha iniciado una campaña para proteger y preservar la memoria de cientos de testimonios, registrando en video sus relatos y publicándolos en nuestra página Web, bajo la etiqueta de “Testimonios de la Generación TOP”. La prisión de la Modelo, la cárcel de Mataró o la sede de CCOO son algunos de los escenarios escogidos para dar cobijo a estos relatos breves. Todavía hoy nos estremecen algunos testimonios, como el Antonio Rodríguez, sindicalista de CCOO i del PSUC, de Mataró, (Aquí su testimonio: https://www.youtube.com/watch?v=hFn40Enu4AU) cuyo relato sirvió para ilustrar la práctica de la tortura en la última concentración frente a Via Laietana, 43, que el movimiento memorialista exige convertir en un Centro de Interpretación de la Memoria y contra la Tortura.

Esta iniciativa debería prodigarse y facilitar un auténtico fondo documental y de recursos de la Pedagogía de la Memoria. Como testimonio de un tiempo y como antídoto contra las proclamas neofascistas de la extrema derecha. Estableciendo un diálogo que nos permita entender mejor los sueños y anhelos de las generaciones nacidas en el siglo XXI, sus miedos y precariedades. La actual crisis sistémica, económica y social, la afectiva y de la salud mental, y ahora la humanitaria frente a los desastres de las guerras y las migraciones climáticas.

Esta tarea exige un compromiso activo de las entidades y organizaciones sociales, y también de los Ayuntamientos, que tienen una cuota de responsabilidad en la implementación de la Ley de Memoria Democrática. Por esta razón la campaña emprendida para hacer aflorar cientos y miles de testimonios de la Generación TOP debe interpelar a la Secretaria de Estado de Memoria Democrática, a los Archivos y Centros de Estudio de cada comarca o municipio, a los institutos, a las bibliotecas, a los centros cívicos y asociaciones de barrio. Promoviendo exposiciones y publicaciones donde se perfilen itinerarios de la memoria local, las placas de la memoria, o los espacios de memoria —como las prisiones, actualmente en Tarragona, y comisarias, como se hizo en Sabadell—con los testimonios vivos de las protagonistas de las luchas sociales, culturales y políticas que nos han precedido. Este debería ser también uno de los objetivos del próximo VI Encuentro Estatal de Entidades Memorialistas que se celebrará el día 25 de mayo en Valencia. Memoria imprescindible para la necesaria agitación y reflexión del futuro.

Domènec Martínez García. Sociòleg. Junta Directiva ACPEPF

A propósito del acto homenaje a la denominada “Generación TOP”, hace 10 años en Barcelona, y recibiendo el reconocimiento de la UPEC.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Hay un balcón esperando un nuevo 14 de abril

¿Y si estamos muy cerca de la proclamación de la república federal española 150 años después? Por...

Dream Scenario

Ficha técnica Título original: Dream Scenario Año: 2023 Duración: 100 minutos País: Estados Unidos...

Aplicación de la Quíntuple Estructura en un Departamento Comarcal de juventud

Técnico de Juventud de la Comarca Campo de Daroca. Presidente Fundación de Acción Laica. En el...

Lawfare y cara dura. Van a por todos los republicanos españoles

El fascismo, como ahora la deriva ultra reaccionaria de determinados ámbitos muy poderosos del...
Aquesta web utilitza galetes pel seu correcte funcionament. En fer clic en el botó Acceptar, estàs donant el teu consentiment per usar les esmentades galetes i acceptes la nostra política de galetes i el processament de les teves dades per aquests propòsits.    Configurar i més informació
Privacidad